AULA Y PROGRAMAS EN INGLÉS

NUESTRO MÉTODO

  • Los niños se dividen en grupos según edades o niveles. Esto quiere decir que un niño que tiene un año más que otro puede estar en la misma clase, o puede ocurrir el caso contrario. ¿Por qué? Porque el nivel depende del conocimiento y uso de la lengua. 

  • Hay dos etapas definidas de 3 a 6 y  de 6 en adelante.

  •  En la primera etapa lo más importante es el contacto con el niño, por encima de la lengua, el niño no      debería ser consciente de estar aprendiendo algo nuevo, sino de estar en un sitio de juegos con reglas diferentes.De ahí que sea muy importante que el profesorado se adapte al niño, a sus juegos cotidianos, a su jerga, a sus colecciones de moda, a los dibujos de la tele... Por eso decíamos que el profesor de un país de habla inglesa debe tener conocimiento de la cultura cotidiana de los niños.

 

  • A estas edades tempranas creemos en el contacto visual del aprendizaje, todo tienen que verlo, y si es posible, tocarlo, musicalizarlo, crear canciones propias para las acciones,  para las instrucciones – respuestas... Tienen que cantar la lengua para poder pronunciarla, entonarla y divertirse con ella. 

  • En los últimos años de esta etapa ponemos especial atención a la asimilación de los conceptos para poder afianzarlos antes de entrar en la siguiente fase. No creemos en la teoría de que los niños son simplemente esponjas, pueden serlo pero están secas y todo depende de cómo se empapen, no todos absorben de la misma manera, y no poner atención en este punto puede llevar a no corregir malos hábitos.

  • A partir de 6, los conceptos aprendidos aparecen de nuevo, para moldearlos y darles una nueva forma. Se verán desde otra perspectiva, reflejados en la parte escrita pero sólo si antes han pasado por la mente.Los niños saben que el inglés, entra por los oídos, sale por la boca y se afianza con el lápiz. El juego, la musica, o el tacto no se abandonan nunca.

  •  A partir de los 10 años la gramática, siempre necesaria para aprender las reglas, la camuflamos con juegos de repetición, concursos y fichas...Necesitan entender enunciados, expresar sin hacer listados de palabras, que vean que pueden explicar cosas, describir lo que no saben decir con una sola palabra. Que vean en su escritura lo que han aprendido oralmente, eso les da más confianza.

  • Hemos aprendido que cuando la base está mal hecha, intentar avanzar saltando pasos es intentar alcanzar un objetivo ficticio. Ir pasito a pasito es hablar una lengua.